Nuestros destinos favoritos de playa en España

En VIRIATO somos abanderados de las riquezas naturales de nuestro país, y si de algo podemos presumir en España, es de contar con una costa maravillosa donde pasar unos días excepcionales. Por eso te ofrecemos este 2019 una colección de verano totalmente ideal para lucir perfecta en nuestros destinos preferidos con playas de ensueño.

1. Playa de Ses Illetes, Formentera, Islas Baleares

Solo ver las aguas turquesas y cristalinas de esta paradisíaca playa de las islas Baleares es ya todo un disfrute… ¡imagina poder bañarte en ellas! Y es que no es de extrañar que Ses Illetes ocupe el primer puesto de nuestra lista: en esta espectacular playa del Mediterráneo podrás tostarte al sol, practicar esnórquel para descubrir el submundo que se encuentra bajo sus aguas, recrearte con el paraje natural en el que se sitúa o asistir a una bella puesta de sol con los barcos y yates de fondo en el horizonte… Relájate tumbado sobre su blanca arena leyendo un libro, escuchando música o, simplemente, viendo la vida pasar. Hagas lo que hagas, lo que está claro, ¡es que acabarás enamorándote de ella!

2. Playa de Bolonia, Cádiz, Andalucía

Bañarte en las increíbles aguas del Atlántico, divisar la silueta de la vecina Marruecos al otro lado del estrecho, disfrutar del arte de practicar kitesurf entre olas, visitar las antiguas ruinas romanas de Baelo Claudia o subir hermosas e inmensas dunas blancas… todo esto y mucho más podrás hacerlo sin moverte de la playa de Bolonia, una de las más hermosas y vírgenes de Andalucía. Si a todo esto le sumamos que estamos en Cádiz, una de las provincias de España más auténticas, apaga y vámonos. ¿Te parecen suficientes motivos para que esté en el segundo puesto de nuestra lista? A nosotros, sí.

3. Playa de las Catedrales, Galicia

Enclavada en la costa de la provincia de Lugo, en la también conocida como Mariña Lucense, esta impresionante estampa siempre se encuentra en los primeros puestos de todas las listas de playas bonitas de España que se precien. El mar y el viento se han encargado de moldear una serie de formaciones rocosas que parecen puestas a propósito: los inmensos arcos de piedra esparcidos por el terreno, en contraste con el azul del mar, hacen que el paisaje de este enclave en plena costa cantábrica sea de esos lugares que se graban para siempre en la memoria.

4. Cala Macarella y Macarelleta, Menorca, Islas Baleares

No vamos a negar que se trata de la playa más fotografiada y, en ocasiones, más masificada de la isla de Menorca, pero sus razones tiene. Y es que la belleza de este rincón menorquín es tan grande que pocos son los que no sucumben a sus encantos. Con su suave arena blanca y fina, sus aguas turquesas que nada tienen que envidiar a las del mismísimo Caribe, y los altos acantilados y pinos que las protegen hasta casi el agua, tanto Macarella como Macarelleta son dos puntos imborrables de nuestra lista de playas bonitas para visitar. ¿A qué esperas para conocerlas?

5. Playa de Valdevaqueros, Cádiz, Andalucía

Una vez más el universo multicolor creado por las velas de aquellos que practican kitesurfy windsurf se convierte en el protagonista de una playa gaditana. Y es que, cuando en este rincón de Andalucía sopla el viento, se transforma en el destino ideal para estos deportes. Tampoco quedan atrás como atractivo a la hora de que escojas la mejor playa de España para pasar tus vacaciones sus moradoras: las vacas retintas que pasean o descansan a sus anchas por la orilla mientras el resto de la humanidad intenta tomar un poco el sol… ¡qué mejores compañeras se podía tener! Sus cuatro kilómetros de largo son otro de sus reclamos, aunque muchos se deciden por esta preciosa playa por su cercanía a Tarifa y por la extensa oferta de restaurantes y bares chill out que hay en los alrededores. Un lugar perfecto para disfrutar de una puesta de sol increíble mirando, por supuesto, al mar.

6. Playa del Papagayo, Lanzarote, Canarias.

Y de las Islas Baleares, a las Canarias: en Lanzarote se encuentra nuestra siguiente propuesta. Un fichaje nuevo que ha irrumpido este año con fuerza. Casi dos kilómetros de pequeñas calas componen la Playa del Papagayo, un paraíso de arenas doradas y aguas transparentes en las que disfrutar, sin excesiva afluencia de turistas, de los rayos de sol del sur. A muy poca distancia del núcleo turístico de Playa Blanca, mientras te relajas tumbado en la arena leyendo algún libro, podrás disfrutar también de las vistas a la Playa de Lobos o a la vecina Fuerteventura. ¡Casi nada!

7. Playa de Cofete, Fuerteventura, Canarias

Sin duda alguna, la playa de Cofete tenía que estar en nuestra lista de mejores playas de España. ¿Por qué? Pues muy simple: se trata de la playa virgen canaria más famosa de todas las islas. ¿Y qué le ha hecho alzarse con este título?, te preguntarás. Pues, para empezar, los 14 kilómetros de costa por las que se esparce. Por otro lado, las montañas más altas de toda Fuerteventura, concentradas en el Macizo Montañoso de Jandía, que jalonan y protegen la playa regalándonos un paisaje espectacular. También el Islote, una pequeña isla unida a la playa, o el Roque del Moro, una enorme piedra colocada de manera vertical en medio del mar. Si en un momento dado te cansaras de la playa –aunque lo dudamos muchísimo-, siempre puedes acercarte a la localidad de Cofete, que le da nombre, y dar un paseo por sus callejuelas, disfrutar de su gastronomía en alguno de los restaurantes con vistas al mar o, directamente, deleitarte con un atardecer desde su mirador.

8. Playa de Rodas, Vigo, Galicia

Si te decimos que la Playa de Rodas fue elegida por el diario británico The Guardian como la mejor playa del mundo… ¿qué dirías? Pues sí, este paraíso terrenal ubicado en las Islas Cíes cuenta con las aguas más cristalinas y turquesas que puedas imaginar, además de una arena blanca y fina en la que desearás tumbarte a descansar. Solo es necesario caminar unos pasos desde el muelle para llegar a ella, con lo cual se trata de un lugar escogido por muchas familias para pasar el día. Su kilómetro de largo y 60 metros de ancho componen uno de los paisajes más bonitos de toda la provincia de Vigo, y cuenta con todas las dotaciones que puedas necesitar: desde puesto de socorrismo a servicios públicos, vigilancia o ‘camping’ y restaurantes.

9. Playa de Torimbia, cerca de Llanes, Asturias

Torimbia es considerada el referente del nudismo en Asturias desde la década de los 60 y, por supuesto, debía tener un hueco entre las mejores playas de España. Lugar emblemático del litoral cántabro donde los haya, está resguardada por unos preciosos e imponentes acantilados que la protegen de las inclemencias meteorológicas. Se puede acceder peatonalmente a su extenso arenal, ya sea por una pista habilitada o por senderos en la parte de la ladera. Después, ya deberás decidir si prefieres tumbarte a tomar el sol en sus arenas doradas o beber algo en su chiringuito, abierto, eso sí, únicamente en temporada. Pero, antes de llegar a este punto, un consejo: cuando llegues al aparcamiento, para unos minutos y admira la hermosa forma de concha de la playa, integrada, por cierto, en el “Paisaje Protegido de la Costa Oriental de Asturias”.

10. Cala Saona, en Formentera

Y de Cantabria, volvemos a las Islas Baleares para hacer parada en Cala Saona, una hermosísima playa de tan solo 140 metros que tiene la facilidad de enamorar a todo aquel que la pisa. A pesar de su tamaño, en ella encontrarás todos los servicios que necesites: restaurante, alquiler de hamacas y sombrilla o chiringuito en el que beber un refrescante mojito al tiempo que disfrutas de las vistas a la vecina isla de Ibiza o a los hermosos acantilados de Punta Rasa. Y, para acabar la jornada playera, ¿qué mejor plan que disfrutar de uno de los mejores atardeceres de toda la isla balear? Eso sí, debes contar con que no serás la única persona con esta gran idea y que, probablemente, otras muchas te acompañen en este idílico momento. Aun así, dirige tu mirada al mar, relájate… ¡y disfruta del momento!

11. Playa de La Concha, San Sebastián, País Vasco

El año pasado se encontraba en el primer puesto de nuestra lista de mejores playas de España y, en 2019, permanece con fuerza entre las más votadas. La Playa de la Concha, un clásico de la ciudad de San Sebastián, atrae ya sea verano, primavera, otoño o invierno. Enclave elegido por los amantes del surf y por los bañistas que le echan valor sin importarles las inclemencias meteorológicas, La Concha es también un lugar perfecto para tumbarse en su arena de color dorado y, simplemente, disfrutar de la sensación de estar junto al mar. Caminar por su famoso “Paseo de la Concha” te llevará hasta otro de los lugares más emblemáticos de la ciudad: el Peine de los Vientos, de Chillida.

12. Playa de Maspalomas, Gran Canaria, Islas Canarias

Nada menos que desde 1890 lleva encendido el Faro de Maspalomas, el icono por antonomasia de la playa que te proponemos en este puesto. Y es que, además de sus 55 metros de altura –que lo convierten en el más alto de toda España-, y de su atractiva historia –sirvió de guía a aquellas naves que cubrían la ruta entre España y América-, el faro forma parte de un idílico paisaje completado por la inmensa Reserva Natural de las Dunas de Maspalomas. Además de tener la oportunidad de caminar por su arena hasta cansarte de ella o darte un baño en las apetecibles aguas del Atlántico, la playa cuenta con todo tipo de servicios. Restaurantes, bares y cafeterías complacerán la vertiente gastronómica cuando la quieras buscar, mientras que los numerosos negocios te permitirán ir de tiendas. Si eres de los que suelen practicar nudismo, estás de suerte: la playa de Maspalomas cuenta con varias franjas en las que está permitido hacerlo.

13. Playa de Punta Paloma, Cádiz, Andalucía

Encontrarse el camino que conduce hacia la duna de Punta Paloma completamente tapado por la propia arena no es algo poco común. Y es que se trata de un paisaje absolutamente vivo, en constante movimiento. Muy cercana a la ya mencionada en nuestra lista de mejores playas de España, Valdevaqueros, en esta ocasión abandonamos el gentío propio de aquellos que tanto practican el kitesurf y el windsurfcomo los que se dedican a observar, y nos disponemos a aislarnos. Quizás tenga que ver con que muchas menos personas acuden hasta la playa de Punta Paloma, una de las más vírgenes de la provincia de Cádiz, el hecho de que se encuentre junto a una base militar ante la que, en ocasiones, hay que rendir cuentas. Esto, que supondrá únicamente mostrar el carné de identidad, será una razón más que de sobra para decantarte por esta propuesta: ¿Qué mejor que contar con una playa tan paradisíaca como esta solo para ti? –bueno, y para algunas personas más, lo admitimos-.

14. Playa de La Arnía, Soto de la Marina, Cantabria

Este rincón cántabro merece sin duda estar en nuestra lista. Su espectacular paisaje, labrado a lo largo de los años por la acción del viento y el mar, está repleto de islotes que quedan como restos de lo que fue la antigua costa. Aunque acceder hasta ella es algo complicado, no hay que tirar la toalla: solo por darte un baño en sus frescas aguas, admirar la maravilla natural que tendrás ante ti o comer pescado fresco o arroz en El Cazurro, un restaurante situado en la playa habrá merecido la pena. ¡Te lo aseguramos!

15. Playa del Silencio, Cudillero, Asturias

Y también esta tranquila y solitaria playa de Asturias repite en nuestra lista de mejores playas de España. Por algo será, ¿no crees? Apenas conocida por la gente, la Playa del Silencio se encuentra a 16 kilómetros de Cudillero, muy cerca de Castañeras, y también es llamada con el nombre de El Gaviero. Situada en una bahía entre acantilados, tendrás que bajar unas altas escaleras provistas de barandilla para alcanzar la orilla y disfrutar de mojarte los pies en las aguas del Cantábrico. Se trata, además, de un enclave perfecto para practicar submarinismo o pesca submarina.